28 mar. 2013

Soy exigente conmigo misma y con los demás  A veces soy cruel, pero porque me hacen así. No tengo los mejores días pero me gusta sonreír. No soy rencorosa, pero cuando algo es irreparable, cuando se ha hecho mucho daño, las relaciones se rompen. No necesito mucho para confiar en alguien, pero siempre acabo herida. No me gusta que se olviden de mi porque yo no lo hago. Me comprometo y no rompo promesas. Nos gusta soñar, me gusta soñar, pero sabemos que la mayoría de veces no se cumplen. No me gusta defraudar a la gente, y por eso pienso que no me defraudarán. Todos los problemas que tengo son siempre los mismos, pienso que la gente es diferente. Pero solo necesito tiempo para darme cuenta de que no es así. Soy muy indecisa, pero una vez me aclaro, no cambio de opinión. Quiero encontrar una persona que me complemente tal y como soy, sin embargo no la encuentro. Recuerda que,  no he cambiado, he madurado, y no creo que cambie, ni por ti, ni por nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario