5 sept. 2012




(Odio el modo en el que me hablas y el modo en que te cortas el pelo. Odio la manera en que conduces mi coche, odio cuando me miras fijamente. Odio tus enormes botas militares y el modo en que me lees la mente. Te odio tanto que  me pone enferma, incluso se me altera el corazón. Odio que siempre tengas razón y odio cuando mientes. Odio cuando me haces reir, incluso peor cuando me haces llorar. Odio cuando eno estás a mi lado, y que no me llamarás. Pero sobretodo odio la forma en que no te odio, ni de lejos, ni siquiera un poco, ni siquiera en absoluto.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario