10 abr. 2012

Llega un momento en la vida que tienes que dejar de lado todo el drama sin sentido y las personas que la crean y rodearte de las personas que te hacen reír con tanta fuerza que se te olvida lo malo y centrarte únicamente en el bien. Después de todo, la vida es demasiado corta para ser cualquier cosa, que no sea felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario