15 mar. 2012


Respirar, comer, moverte, es ley de vida. Reir, llorar, sufrir y disfrutar, es ley de vida. Caerte para volver a levantarte, luchar hasta quedarte sin fuerzas, es ley de vida. Sonreír cuando lo único que te apetece es llorar. Gritar hasta que no te quede voz. Correr. Cantar. Estar con los que te quieren. Besar. Creer que nadie te entiende. Sentirte impotente. Ser feliz a más no poder. Soñar. Querer un cuento de hadas con un final feliz, es ley de vida. Pero recuerda que cada uno pone sus propias leyes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario